Untitled Document
Existe una relación afectiva entre humanos y árboles. 

La madera aporta protección y calor y generalmente incita al confort y a la seguridad.

La madera puede crear un clima de bienestar y calma, y su presencia aporta momentos más propicios al relax, a conversar, al descanso y a la recreación.